Skip links

¿Cómo se aplica la humanización de la tecnología en la Salud Mental?

En los últimos años, los sistemas nacionales de salud europeos y, más concretamente, el español, han protagonizado cambios en la gestión de sus servicios públicos en una constante búsqueda de sostenibilidad del sistema que incluya un funcionamiento coste-efectivo de todos los servicios que integran, sin renunciar a su calidad y seguridad.

En 2020 la Fundación Humans, organismo constituido por destacados profesionales e instituciones del mundo sociosanitario cuyo objetivo principal es facilitar los procesos de humanización en las organizaciones sanitarias, publicó un estudio en el que consideraba esencial la integración de los grandes avances científico-técnicos en la dignificación del ser humano en su condición más vulnerable, la de enfermo

Esta premura, resaltó el informe, es todavía mayor cuando nos referimos a la enfermedad mental, pues afecta directamente a la voluntad, la cognición, las emociones y el estar en el mundo de las personas. Esa vulnerabilidad precisa de un trato cercano, emocional, empático, que sirva de apoyo a ese trance y sufrimiento propios del enfermar mental.

 

Tecnología y salud mental: un binomio cada vez más importante

La tecnología juega cada vez un papel más destacado a la hora de cuidar nuestro bienestar y nuestra salud mental. 

El creciente conocimiento técnico adquirido en los últimos lustros se aplica en esta rama de la salud específicamente para avanzar en la investigación temprana de trastornos, mejorar la personalización de las intervenciones y ofrecer apoyo a un mayor porcentaje de población

En esta línea de desarrollo, el principal objetivo de la tecnología aplicada a la salud mental consiste en humanizar los procesos de evaluación, diagnóstico y tratamiento para mejorar la calidad de vida del conjunto de los pacientes. 

 

ITI, un centro tecnológico privado dedicado a la Investigación, Desarrollo e Innovación en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, perteneciente a la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana (REDIT) y a la Federación Española de Centros Tecnológicos (FEDIT), afirma que, en el área de la salud mental, la investigación en los últimos años en el uso de interfaces de usuario avanzadas ha permitido desarrollar sistemas que faciliten la detección, tratamiento o apoyo a distintas problemáticas. 

Ejemplos prácticos de tecnología aplicada a la salud mental: 

  1. Sistemas de realidad virtual aplicados en consultas de psicología para llevar a cabo tratamientos de exposición del paciente ante situaciones que le generan miedo o desasosiego. Un ejemplo publicado en el artículo de ITI: un paciente con agorafobia podría exponerse dentro de un entorno de realidad virtual a un escenario donde debe caminar por un espacio abierto. 

Otro ejemplo en esta categoría aplicado al tratamiento de la salud mental lo encontramos en el trabajo del Dr. Josep Antoni Ramos-Quiroga, jefe del Servicio de Salud Mental del Hospital Universitari Vall d’Hebron y jefe del grupo de investigación en Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR), que ha centrado sus intervenciones en el uso de las terapias inmersivas 360°, la realidad virtual y la realidad aumentada en diferentes problemas psicoemocionales como lo son el burnout o el trastorno por déficit de atención, con o sin hiperactividad (TDAH). Un ejemplo de esta aproximación se encuentra en las sesiones de mindfulness basadas en realidad virtual que permiten disfrutar de una experiencia inmersiva y multisensorial y que se impulsaron en el Hospital de la Vall d’Hebron durante la pandemia para mejorar la salud mental de los profesionales sanitarios.

  1. Las videollamadas. Aunque hoy resulta una tecnología evidente, no lo era tanto antes de la pandemia por Covid19. El propio doctor Ramos-Quiroga considera que las videollamadas han tenido un papel clave en la humanización de los hospitales y han permitido que “no hubiera una separación muy grande entre el paciente ingresado y su familia”.

  2. La grabación de las visitas con los pacientes. En cuanto a los y las profesionales sanitarios, el Dr. Ramos-Quiroga asegura que las herramientas digitales estarán presentes cada vez más en su día a día y les pueden ayudar a mejorar la atención a los pacientes con una perspectiva psicobiosocial. Un ejemplo de esto es la grabación de las visitas con los pacientes, que se pueden subir a la historia clínica y visionarlas posteriormente. Así, “durante la visita, el médico puede estar más atento a la persona sin tener que ir escribiendo, mientras que otros profesionales pueden ver la visita posteriormente y entender mejor el contexto psicosocial de esa persona”, concluyó el médico en una ponencia realizada en 2021 en el mismo hospital donde trabaja. 

  3. Juegos interactivos orientados al trastorno del espectro autista. La tecnología ha permitido desarrollar proyectos con los que los niños pueden trabajar sus habilidades comunicativas o motrices mediante la interacción con robots o superficies interactivas.

  4. Apps de acompañamiento emocional en procesos vitales únicos. La aplicación de la IA ha permitido el desarrollo de apps como Laia Contigo, una plataforma que acompaña a las mujeres en el cuidado de su salud mental durante la preconcepción, el embarazo y el posparto. Si quieres profundizar más en cómo funciona esta app, te invitamos a leer el artículo que publicamos en nuestro blog o a descargar directamente la app en la AppStore o GooglePlay.

  5. Teleconsulta o terapia digital. Suele ser el formato más conocido en el que los ciudadanos pueden observar la aplicación de la tecnología en el ámbito de la salud mental. Las principales ventajas que ofrece este sistema son mejorar la atención al paciente mediante un seguimiento periódico, el acceso a personas que viven en zonas marginadas, la reducción de los costes en salud y facilidades para que los profesionales de la salud puedan realizar la práctica clínica.

¿Qué características tienen en común todas estas aplicaciones de la tecnología? Por encima de todo, la búsqueda de la comodidad del paciente, motivación clave de cualquier desarrollo tecnológico en el ámbito de la salud. Y todavía más dentro de la salud mental.

¿Qué beneficios implica la humanización de la tecnología en el sector de la salud mental?

El paciente es la razón de ser del sistema sanitario y sus profesionales, y debe ser tratado como un ser humano, no como una enfermedad.

Así, los beneficios que aporta la humanización de la tecnología cuando nos referimos explícitamente a la atención y el cuidado de la salud mental se expresan en una vertiente de calidad humana, potenciando la empatía y el abordaje integral, a menudo con la intersección de otras disciplinas, del trastorno o enfermedad a la que se enfrenten los profesionales sanitarios. 

 

Los principales beneficios que aporta la humanización de la tecnología en la gestión diaria de la salud mental son: 

  • Mejoran la atención de los pacientes. Por ejemplo, los grupos de Psiquiatría Computacional y Neuroimagen de IBM Research y varias universidades han desarrollado IA para predecir cuándo ocurrió el trastorno mental, lo que facilita poder proporcionar al paciente un tratamiento más adecuado, tal y como destacan Camille Nebout y Nihal Said en su artículo El papel de la tecnología en la salud mental, publicado en el portal Apolitical

  • Aumenta la capacidad de personalizar los tratamientos. El mismo artículo mencionado en el apartado anterior recuerda que la revista científica Pharmacology & Therapeutics publica periódicamente información sobre modelos clínicos predictivos que permiten predecir el efecto de un tratamiento determinado sobre una enfermedad mental. Esta tecnología permite adaptar el tratamiento a cada paciente, lo que es particularmente importante en el caso de enfermedades como la depresión, donde los efectos de la terapia varían de un paciente a otro. 

  • Simplificación de los flujos de trabajo. La integración de la IA y el machine learning en los procesos de atención médica permite simplificar los flujos de trabajo y analizar, de forma eficaz, un gran conjunto de datos para brindar una dedicación más rápida a un coste menor. 

Por la naturaleza única que comparten las enfermedades relacionadas con la salud mental, el desarrollo tecnológico en este ámbito ha evolucionado más despacio, pues el abordaje sanitario de estas patologías resulta más complejo. 

Sin embargo, cada vez son más las organizaciones y empresas dedicadas a la salud digital que innovan para acompañar a los pacientes con apps y otros recursos tecnológicos que los ayuden a gestionar sus emociones en el día a día.

Este es precisamente nuestro objetivo en Qualud, creadores de tecnología innovadora para el sector sanitario. Si deseas saber más de nosotros, te invitamos a visitar nuestra web, descubrir cuál es nuestro ADN, o seguirnos en LinkedIn y Twitter, donde hablamos casi a diario de toda la actualidad relacionada con la salud digital.

Leave a comment

Inicio
Desliza