Skip links

5 tecnologías disruptivas en salud digital

En este artículo del blog de Qualud queremos adentrarnos en las tecnologías disruptivas en salud digital. ¿Qué son? ¿Cómo funcionan? ¿Cómo mejoran las vidas de los pacientes y optimizan la eficacia de los procesos en organizaciones sanitarias? 

 

La salud digital incorpora tecnología a productos, servicios y procesos de atención sanitaria, a organizaciones que mejoran la salud de las personas y a una gran variedad de profesionales del sector que trabajan codo con codo con los pacientes. 

 

Conseguir que todos los actores involucrados en la gestión de la salud ciudadana se beneficien de la gran variedad de desarrollos tecnológicos que se han producido en los últimos años, depende del impulso de la innovación y de la aplicación práctica de tecnologías disruptivas.

 

¿Qué es una tecnología disruptiva?

Una tecnología disruptiva es aquella capaz de superar un desarrollo tecnológico actual, dejándolo obsoleto, para originar un nuevo mercado. La nueva tecnología “rompe” el status quo de lo que se estaba realizando hasta el momento ofreciendo una mayor eficiencia y calidad y brindando nuevos beneficios que ni siquiera se sabía que existían. 

 

Las tecnologías disruptivas producen cambios profundos en nuestro modo de vida. De eso se trata precisamente cuando hablamos de salud digital: de mejorar la vida de las personas gracias a la simplificación de procesos y el análisis de datos médicos que ofrecen información relevante y soluciones prácticas a situaciones complejas. 

 

¿Sabrías mencionar algunas tecnologías que en el pasado se consideraron disruptivas? Los ejemplos que tal vez te vengan a la mente, y con razón, son la invención de la rueda o la imprenta, la electricidad, la radio, la televisión y referidos a la medicina, el descubrimiento de las vacunas y los trasplantes de órganos entre humanos

 

En la actualidad, cuando nos referimos específicamente a tecnologías disruptivas en salud digital, podemos pensar en dispositivos portátiles, sensores ingeribles, aplicaciones móviles de salud, inteligencia artificial, robots que se convierten en cuidadores e incluso registros sanitarios electrónicos

¿Cuál es el potencial de las tecnologías disruptivas en el sector de la salud digital?

La mejora de un proceso existente impacta de forma gradual en sus destinatarios, pero el desarrollo de una tecnología disruptiva conmueve repentinamente a todos los implicados, generando dinámicas que propician la creación de nuevos modelos de negocio. 

 

Si pensamos detenidamente en el propio concepto de salud digital, inferimos que ya encierra de por sí el término de disrupción tecnológica. La innovación en esta área permite abandonar modelos tradicionales de negocio para impulsar nuevas herramientas, eminentemente tecnológicas, que optimizan aún mejor los resultados de las organizaciones. 

 

En los últimos años la innovación en salud digital ha permitido implementar herramientas altamente tecnológicas que:

  • Optimizan la gestión de infraestructuras y personal sanitario. 

  • Reducen los costes de todos esos trámites asociados. 

  • Mejoran la calidad asistencial.

  • Facilitan el acceso personalizado a los ciudadanos a diagnósticos, tratamientos y seguimiento de sus enfermedades.

 

Los grandes retos que afronta el sector de la salud exigen una gran transformación cultural para encararlos con garantías.

A continuación, te presentamos las tecnologías disruptivas que más interés están despertando al servicio de este cambio y que empiezan a asentarse como los cimientos para las futuras innovaciones científicas y médicas: 

 

Computación cuántica

Al hablar de computación cuántica nos referimos a la que se aplica para el procesamiento de datos muy complejos y el descubrimiento de nuevos medicamentos

 

Según la plataforma de telemedicina Docline, “las tecnologías cuánticas permiten aprovechar propiedades y fenómenos del mundo microscópico, que no ocurren a nivel macroscópico”.  

 

Los electrones o los fotones pueden estar en varias posiciones al mismo tiempo, gracias a la propiedad conocida como superposición cuántica. Esta propiedad tiene numerosas aplicaciones en diferentes ámbitos, ya que ofrece la posibilidad de realizar varios cálculos o simulaciones de forma simultánea. Su nombre procede de la teoría física que describe estos fenómenos, la mecánica cuántica. 

 

El sector de la salud cada vez almacena más datos porque al aumentar la población, lo hace también el número de pacientes y, con ellos, la información que se almacena de cada uno de ellos. 

 

Por lo tanto, cada vez resultan más necesarias herramientas capaces de leer esos datos, interpretarlos y tomar mejores decisiones médicas. La computación cuántica puede resultar de gran ayuda en el futuro. 

 

Una mención especial merece el desarrollo farmacológico de nuevos medicamentos. La computación cuántica revoluciona el mercado con tecnologías muy disruptivas: el diseño de medicamentos a medida y en menor tiempo. Con la intervención de la biotecnología, podrán simular “los efectos de diferentes compuestos químicos sobre organismos a nivel celular”, como destacan desde Docline.

Tecnología de registros distribuidos (DLT)

La tecnología de registros distribuidos, en inglés Distributed Ledger Technology (DLT), es una tecnología blockchain. Una DLT es una base de datos que gestionan varios participantes y no está centralizada. El registro distribuido aumenta la transparencia, dificultando cualquier tipo de fraude o manipulación, y es el sistema más complicado de “hackear”. 

 

Los expertos en salud digital consideran que las DLT pueden tener un gran impacto en la industria sanitaria porque mejoran la seguridad y confidencialidad de los datos y permiten el almacenamiento de historias clínicas y data-sharing, tal y como describe el periodista Daniel Jiménez en el portal de información sobre blockchain cointelegraph.com.  

 

Los sistemas actuales de gestión de la salud corren un alto riesgo de ser pirateados, como ocurrió recientemente con las historias clínicas de pacientes del sistema sanitario público en Cataluña. 

 

Para proteger los datos médicos de las personas, la tecnología DLT utiliza criptografía de clave pública que resguarda la información con una función de cifrado unidireccional “hash”, lo que permite al destinatario verificar la validez de la información y dónde sólo él podría ver el contenido enviado, eliminando cualquier posibilidad de hackeo. 

 

Realidad virtual y realidad aumentada

La ciudad condal será la encargada de presenciar la cuarta edición de #BHHSummit  2022, Solving Real Challenges in Healthcare. En este evento se analizará cómo las alianzas y asociaciones se han convertido en el principal impulsor del progreso dentro de las diversas industrias relacionadas con la salud digital, desde nuevas empresas hasta compañías de seguros, hospitales o farmacéuticas. 

 

Además, una de las principales iniciativas de BHHSummit, consiste en abordar otros temas interesantes como la necesidad de innovación, la respuesta a la creciente demanda en salud y las tecnologías de punta, que están ayudando a desentrañar los desafíos de hoy. Y desde todas estas perspectivas se intentará responder a una pregunta clave: Como tecnologías disruptivas, la realidad virtual y la realidad aumentada permiten la creación de ambientes artificiales inmersivos para administrar terapias expositivas que no supongan riesgo alguno para la salud de los pacientes. 

 

La realidad virtual, por ejemplo, puede aplicarse para el tratamiento y cuidado de la salud mental y en la rehabilitación tras un accidente. Una de sus principales ventajas es que no requiere que el paciente acuda en persona a la consulta o ambulatorio del terapeuta. 

 

Las principales aplicaciones de la realidad virtual en medicina son: 

 

  • Tratamiento de fobias.
  • Déficit de atención.
  • Gestión del estrés y del dolor. 
  • Afrontamiento de dificultades en la relación con otras personas. 
  • Aplicaciones para personas discapacitadas. 
  • Valoración de lesiones cerebrales y rehabilitaciones. 

Por su parte, la realidad aumentada es una tecnología en constante desarrollo, pero existen aplicaciones prácticas donde ya ha demostrado su eficacia: 

  • Localización de desfibriladores cercanos. 
  • Uso de Google Glass para ayudar a las madres durante la lactancia. 
  • Mejora de la visión central. 
  • Localización de venas. 
  • Sustitución de los prospectos de los medicamentos para crear presentaciones más amenas y didácticas. 
  • Estudio del cuerpo humano. 
  • Tratamiento del autismo. 

Además de todas estas aplicaciones, ambas tecnologías permiten desarrollar nuevas terapias y la formación práctica de nuevos profesionales gracias a imágenes y renders muy mejorados que ofrecen estructuras y tejidos humanos hasta en sus más mínimos detalles, lo que los convierte en una herramienta educativa de primer nivel. 

 

Internet of things y 5G

Internet of things (IoT) se refiere a la conexión a Internet de los objetos cotidianos. Esta tecnología no es nueva, pero sí es relevante cómo cada vez son más los elementos de nuestra vida diaria que se conectan a Internet. 

 

Esta realidad supone una revolución que cambia por completo la manera que tenemos de interactuar con nuestro entorno y tiene afectaciones importantes en el sector de la salud en el avance hacia una medicina mucho más personalizada, pues el IoT y el 5G permiten gestionar dispositivos médicos y monitorizar parámetros fisiológicos en tiempo real

 

Uno de los principales campos de actuación de esta tecnología es la telemedicina, donde permite brindar servicios médicos de forma segura y estable, con la posibilidad de realizar consultas, diagnósticos y cirugías a distancia, todo, como comentábamos en el párrafo anterior, también en tiempo real. 

 

Los dispositivos inteligentes como las pulseras y los relojes son instrumentos muy útiles, pues permiten monitorizar la actividad física y la salud, midiendo los pasos, el ritmo cardiaco o el nivel de oxígeno en sangre, entre otras aplicaciones.  

 

Otro ejemplo práctico de IoT son los colgantes de asistencia, que se colocan en personas mayores o dependientes y que pueden avisar en caso de situaciones peligrosas, como una caída. Estos dispositivos tienen la capacidad de enviar automáticamente avisos a los centros de emergencia.

Gemelos digitales e impresiones 3D

Los gemelos digitales y la impresión en 3D son tecnologías disruptivas con los que se pretende testear la reacción de los medicamentos en entornos virtuales, producir implantes y prótesis personalizadas.

Una excelente definición de gemelo digital (o digital twin) la ofrece Tino Martí en este artículo de blog: “consiste en la representación virtual de una entidad física que se alimenta de datos capturados por sensores. Esta información ofrece el estado del equipamiento en tiempo real y facilita la aplicación de inteligencia artificial (IA) para identificar problemas potenciales, permitiendo su resolución de forma anticipada”. 

En el área de la salud los digital twin ofrecen un amplio abanico de posibilidades, y tal y como concluye Martí, “pueden ser aplicados a objetos físicos (equipos médicos u órganos biológicos), pero también a versiones virtuales de personas, centros asistenciales o sistemas de salud. 

 

¿Te imaginas colocar una prótesis en un paciente sabiendo que ese modelo ha sido testeado previamente con éxito en un entorno digital? Ese es precisamente el gran potencial de los gemelos digitales y la impresión 3D. 

Antes de concluir este artículo merecen una mención especial las aplicaciones que el metaverso está desarrollando dentro del entorno de la salud digital. La educación de profesionales sanitarios en este contexto sigue en fase de testeo, pero es muy probable que en los próximos meses podamos dedicar un artículo de blog a esta tecnología.

 

Si deseas descubrir cómo aplicamos tecnologías disruptivas en el ámbito de la salud digital, te invitamos a contactar con nosotros sin compromiso a través de hola@qualud.com, o descubrir de primera mano nuestro ADN.

Leave a comment

Inicio
Desliza